Proyecto Educativo Institucional

thin-ico thin-icon-thumb-up

"Hacia la formación del ser humano integral y la calidad de vida de la comunidad"

Para todos es claro que la transformación social hacia una nueva sociedad más humana, justa, equitativa, incluyente y con oportunidades depende en gran medida de la calidad de educación que se brinde a los niños, niñas y jóvenes de hoy, pues en sus manos está el futuro de la nación.

Respondiendo a esta exigencia, el Colegio Bolívar de Soacha ha consolidado un PEI dinámico, innovador, vanguardista inspirado en la misión más noble e importante de la educación: la formación de personas íntegras, virtuosas y felices, con una idea clara de la vida, de su responsabilidad como generadores de cambio, con una mentalidad de triunfadores y de futuros profesionales exitosos.

Para esto contamos con una gran cantidad y variedad de escenarios, estrategias y recursos (pedagógicos, tecnológicos, físicos, de infraestructura) que hacen del aprendizaje una experiencia maravillosa y nos convierten en la mejor institución educativa del municipio, entre otras, por las siguientes razones: 

  • Excelencia académica y formación en valores católicos.
  • Somos pioneros en el uso de recursos tecnológicos de última generación
  • Aulas especializadas en las áreas de tecnología e informática, inglés, danzas, música, laboratorios (Química, física, biología), entre otras.
  • Gran fortaleza en formación artística (danza, música, artes).
  • Fortalecimiento de las habilidades sociales, culturales y deportivas
  • Fortalecimiento del inglés como segunda lengua.
  • Parque infantil, gimnasio y ludoteca para los niños de preescolar y primaria
  • Articulación con la Educación Superior que le permite a los alumnos cursar el primer semestre de universidad durante los grados 10º y 11º.

En síntesis, el proyecto educativo del Colegio propende por el desarrollo humano de sus alumnos, dando especial énfasis en el aprender a pensar, a decidir y actuar por sí mismo de manera integral, responsable, armónica y competente en función  de los valores de autonomía, respeto, solidaridad, compasión, misericordia y trascendencia, entre otros.